Av. Segundo Anillo esq. Av. San Aurelio
Edif. CONALTID

El coordinador del Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico de Drogas (Conaltid), José Luis Laguna Quiroga, informó que el narcotráfico mueve 2,5 mil millones de dólares en la economía nacional.

Esta dato que sale de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) de la gestión 2016 representa  el 8% del Producto Interno Bruto (PIB).  

En 2010, la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (Onudc) refirió que en Bolivia circulaba alrededor de 500 millones de dólares. Sin embargo, el 2015 el expresidente Evo Morales señaló que el narcotráfico sólo representaba el 1% del PIB.

¿En qué consiste la estrategia?
La nueva estrategia contra las drogas en Bolivia busca mitigar las consecuencias sociales, económicas y legales que ha ocasionado el poder del crimen organizado, que se ha vinculado directamente con el narcotráfico.
Estas actividades ilegales forman parte de la economía del país distorsionando y alterando negativamente el mercado nacional.
En la concepción de la política se debe comprender que el narcotráfico es un sistema económico, que está inserto en las estructuras de la sociedad boliviana, desde nuestro sistema financiero, hasta nuestros hogares.    

¿A qué se refiere el eje de inclusión socioeconómica?
En Bolivia, de acuerdo a los cálculos y las proyecciones de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), el 2016 se calculaba que estaban circulando en Bolivia 2,5 mil millones de dólares, aproximadamente el 8% del PIB.
La unidad de expertos internacionales que trabajan en temas de drogas identificó que sólo en el sistema financiero de Bolivia hay mil millones de dólares que tenían origen ilegal y se pidió a Bolivia que haga una intervención, pero Bolivia fue calificada como país gris en tema de activos provenientes de actividades ilegales.

¿Cómo se mueve este dinero en la economía boliviana?
Si ese es el monto que se mueve (2,5 mil millones de dólares), está alterando y distorsionan a todo el sistema económico, a la economía formal, a las oportunidades laborales. Por ejemplo, la sobrevaloración de los bienes inmuebles, tiene mucho que ver con estas inyecciones de capitales ilegales, que no es otra cosa que lavado de dinero; hay muchas compras de bienes agropecuarios, está el caso de la ganadería y otras que no tienen un registro ni un adecuado control.

¿Se podrá controlar?
Necesitamos mucha inteligencia, mucho seguimiento a la producción de sustancias controladas y la trazabilidad de esas sustancias porque están vinculadas a temas muy complejos como la trata de personas, por eso tenemos que saber cómo se organizan, cómo operan.
Los sistemas de inteligencia de quienes hacen las alertas de narcotráfico trabajan con sistemas Windows7, Pentium, máquinas desmanteladas, tenemos sistemas para reconocimiento facial que no distinguen el rostro de un alemán de un chino, lamentablemente, están a ese nivel.
Desnudar esto es muy duro, por ejemplo: el Observatorio Boliviano de Seguridad Ciudadana y Lucha contra las Drogas que debería de proveer los datos con la certeza y la oficialidad, no ha venido cumpliendo sus funciones, no tenemos datos oficiales ni actualizados.
  

En el sistema financiero de Bolivia hay mil millones de dólares que tenían origen ilegal.

RÉGIMEN PENITENCIARIO

“El tema de la proporcionalidad del delito, no es lo mismo un jefe narcotraficante que una mula, por eso hablamos de una revisión del régimen penal, del régimen penitenciario”, refiere el coordinador de Conaltid.